Hosp. Ángeles Lomas (+52) 55 5801-9090 | Hosp. Ángeles Mocel (+52) 55 2229-7013

Balón Intragástrico

Descripción del Procedimiento

El balón intragástrico es un tratamiento endoscópico contra el sobrepeso y la obesidad. La obesidad es una enfermedad que depende de varios factores y su tratamiento debe efectuarse desde un enfoque multidisciplinario.

La colocación del balón no se realiza con una intervención quirúrgica: el balón se introduce por la boca, mediante endoscopia. El procedimiento dura apenas 20 minutos y no se realizan incisiones ni cicatrices externas. El paciente puede regresar a su casa el mismo día de la intervención.

El Balón permanece dentro del estómago por un periodo máximo de 6 meses; una vez transcurrido este tiempo, el balón debe retirarse por medio de un nuevo procedimiento endoscópico en el cual el balón se desinfla utilizando una aguja especial y se extrae a través de la boca.

La buena combinación con cambios en el estilo de vida y una alimentación apropiada aseguran unos muy buenos resultados. El sistema busca que el paciente logre re-aprender buenos habitos nutricionales y que incremente la actividad física dependiendo de esto el éxito del tratamiento a corto, mediano y largo plazo.

Beneficios

• Gradualmente permite la pérdida efectiva de peso
• Ayuda a tener más conciencia sobre los alimentos
• La colocación del balón es muy rápida y sencilla
• No requiere cirugía
• Aumenta la autoestima del paciente
• Reducción de la presión arterial alta
• Control de la diabetes
• Reducción del riesgo de sufrir enfermedades coronarias
• Reducción de los niveles de colesterol
• Disminución o desaparición de los dolores musculares

Preguntas Frecuentes

En pacientes obesos con enfermedades asociadas que han fracasado al realizar planes de adelgazamiento no quirúrgicos. También se utiliza en personas con obesidad mórbida antes de que sean sometidos a una cirugía bariátrica, con el fin de perder algo de peso y reducir al máximo los posibles riesgos y complicaciones asociados a ese tipo de intervención quirúrgica. En quienes no quieren realizarse una intervención quirúrgica y aun así requieren de una perdida de peso que no pueden lograr solamente con dieta.

Este tratamiento se caracteriza por la colocación en el estómago por vía endoscópica de un globo que se rellena con suero fisiológico o gas, de manera que se reduce la capacidad del estómago para reducir alimentos, causando una rápida y casi permanente sensación de saciedad. Está técnica se complementa con el seguimiento de una dieta especial dirigida, además de a perder peso, a adquirir hábitos alimenticios saludables que deberán mantenerse una vez finalizado el tratamiento, al igual que la práctica regular de ejercicio físico.

La cantidad de peso que se pierde es variable pero generalmente oscila entre los 8-15 Kg, cabe mencionar que hay quien pierde mas o menos de este peso, en promedio se llegan a perder cerca de 12 Kg.

Después de colocar el balón gástrico en el estómago, este lo identifica como un cuerpo extraño y trata de expulsarlo, lo que causa sensación de malestar, con náuseas y vómitos que se pueden producir en los tres días siguientes y que desaparecen por sí solos. Asimismo, mientras dura el tratamiento pueden producirse afecciones gástricas (esofagitis, úlcera o pirosis) causadas por un exceso de secreción de ácidos; si bien se puede prevenir con un tratamiento con protectores gástricos y medicamentos anti-nauseosos.

Apenas media hora y poco después el paciente puede regresas a su domicilio sin ningún problema.

Durante la primera semana conviene bajar un poco el nivel de actividad, especialmente los tres primeros días, mientras el estómago se adapta a la presencia del balón gástrico y en este tiempo se pueden producir molestias, náuseas y vómitos. Transcurrido este tiempo se recupera la normalidad e incluso se debe iniciar un programa de ejercicio físico diario con el fin de favorecer la pérdida de peso.

Es altamente improbable. En el caso de que se produzca alguna fisura y se pierda líquido el paciente lo sabrá enseguida, ya que su orina será azul o verde, debido al azul de metileno que se incorpora al suero fisiológico con que se rellena el balón gástrico.

¿Le ayudo?

Si tiene alguna inquietud, duda o problema, no dude en consultarme, con gusto le atenderé.

Abrir chat
Abrir chat